Mostrando 714 resultados

Descripción archivística
Director de la Real Academia Española
Opciones avanzadas de búsqueda
Imprimir vista previa Ver :

376 resultados con objetos digitales Muestra los resultados con objetos digitales

Acta de 10 de junio de 1738

La junta se celebra en el domicilio de Tomás Pascual de Azpeitia. José Casani preside la junta.

Se da la noticia del fallecimiento de Mercurio Antonio López Pacheco, marqués de Villena, director de la Real Academia Española. Se resuelve que se celebren las exequias y honras más solemnes, del mismo modo que se hizo con su padre, con arreglo a la Pragmática del rey y costeadas por la Academia. Se elige para predicar en la función de dichas exequias a Antonio Ventura de Prado, que aceptó el encargo, y se señala para dicha función la Iglesia de Santa María. Se nombra a Manuel de Villegas Piñateli, Lope Hurtado de Mendoza y Pedro González comisarios de dicha función y de sus disposiciones.

Se encarga a Blas Antonio Nasarre la composición de un elogio panegírico del difunto director para su lectura en junta y posterior impresión junto con el sermón. Este acepta el encargo.

Se tuvo noticia de que algunos académicos habían pasado, a título personal, a dar el pésame a Andrés Fernández Pacheco, primogénito del difunto director y actual marqués de Villena, que ha manifestado su intención de favorecer a la Academia, del mismo modo que su padre y abuelo, y ofrece para ello su persona y su casa. Se resuelve nombrar nuevo director y se elige por unanimidad al actual marqués de Villena. La Academia nombra a José Casani, Manuel de Villegas Piñateli, Tomás Pascual de Azpeitia y Pedro González para darle la noticia y expresarle sus condolencias. Para ello se acuerda que se cumpla con el mismo ceremonial observado en la muerte de Juan Manuel Fernández Pacheco.

Se elige por aclamación como académico supernumerario a Juan López Pacheco, caballero comendador de la Orden de Santiago, señor de Garganta de Olla, coronel del Regimiento de la reina y hermano del nuevo director.

Se nombra a José Torrero y Agustín de Montiano para que den la enhorabuena en nombre de la Academia al duque de la Mirándola por su nombramiento por el rey como mayordomo mayor. Se ordena al secretario que les dé aviso de este encargo.

Acta de 13 de agosto de 1725

El secretario narra el desarrollo de la función de las honras fúnebres celebradas el 13 de agosto de 1725 en memoria de Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena, fundador y director de la Real Academia Española, en la iglesia de Santa María la Real de la Almudena.

Se describe la disposición del túmulo, la presencia de doce soldados alabarderos, solicitados por la Academia al príncipe de Maserano para asegurar el orden durante la ceremonia. Se explica la disposición de los asistentes: el nuevo marqués de Villena y nuevo director sentado en el lugar central del banco travieso, con Juan de Ferreras y Andrés González de Barcia a cada lado como académicos más antiguos; el resto de académicos se sientan junto al resto de convidados, con la presencia entre otros, de nobles, caballeros y criados de las Casas Reales. La asistencia es numerosa y muchos convidados han de permanecer de pie.

La misa es celebrada por Marcos Enamorado, cura de la iglesia. Juan Interián de Ayala dice la oración fúnebre que se le había encargado.

Una vez concluido el acto, los académicos acompañan al director a su domicilio donde se disuelve la función de las honras fúnebres.

Acta de 13 de octubre de 1713

Se da lectura a la planta de los Estatutos preparada por Gabriel Álvarez de Toledo, que queda aprobada por unanimidad. En ellos se trata pormenorizadamente del número de académicos que componen la Academia, sus fines, las funciones del director y del secretario, la figura del impresor, el calendario de reuniones, las obras sobre las que trabajará la Academia, la censura de obras de académicos y se menciona la pretensión de quedar bajo el amparo del rey.

Acta de 23 de julio de 1738

Se celebran las honras fúnebres por Mercurio Antonio López Pacheco, marqués de Villena y Aguilar, duque de Escalona, director de la Real Academia Española, en la iglesia parroquial de Santa María la Real de la Almudena.

Se describe la disposición y los elementos que adornan el túmulo.

Se da cuenta de la asistencia de doce soldados alabarderos que se solicitaron al príncipe de Maserano. Seguidamente se reunieron los académicos en la sacristía y pasaron juntos a la posada de Andrés Fernández Pacheco, actual marqués de Villena y nuevo director de la Academia, para regresar con este. El director ocupó el lugar central en el banco travieso, acompañado a cada lado por José Casani y Juan López Pacheco Moscoso y Girón, en su condición de académicos más antiguos. El resto de académicos se sentaron con los convidados, entre los que se encontraban grandes de España, ministros, criados de las Casas Reales, caballeros y otras muchas personalidades. La capilla mayor se ocupó por la clerecía de la iglesia y los costados y el coro por todos los músicos de la Capilla Real.

A continuación comenzó el oficio. Cuatro caballeros pajes que portaban hachas amarillas se situaron en cada ángulo del túmulo durante el invitatorio. Salieron por segunda vez al comenzar el canon y una vez más para asistir al responso, al tiempo que se repartieron velas amarillas a todos los que estaban en el circo.

Blas Antonio Nasarre celebró la misa. Fray Antonio Ventura de Prado pronunció la oración fúnebre en elogio del difunto.

Durante el oficio se rezaron misas en los altares de la iglesia y un sacerdote repartió limosnas a los pobres, uno y otro en sufragio por el alma del difunto.

Acabado el responso y despedidos los convidados, los académicos acompañaron al director a su posada y le expresaron nuevamente sus condolencias. Este les dio las gracias. Finalmente se disolvió la función.

Acta de 24 de octubre de 1730

Por ausencia del director, Lorenzo Folch de Cardona preside la junta.

Carlos de la Reguera ofició de secretario en lugar de Vincencio Squarzafigo, que no asistió a la junta.

Lorenzo Folch de Cardona decide que se celebre la junta pese a no haber concurrido el número suficiente de académicos según los estatutos.

Diego de Villegas y Quevedo asiste a la junta y lee una oración dando las gracias por permitirle la asistencia. Lorenzo Folch de Cardona le responde agradeciendo su atención y la carta de Pedro de Peralta Barnuevo.

Carlos de la Reguera da cuenta del fallecimiento el día 20 de este mes de Juan Interián de Ayala. El comendador de la Merced Calzada ha solicitado que se avisase a los académicos para la asistencia al entierro y Vincencio Squarzafigo escribe varios papeles pidiéndoles que asistan como particulares.

Con motivo del fallecimiento de Juan Interián de Ayala, se declara que Casimiro Ustáriz debe entrar en la plaza de académico de número, que Francisco Antonio Zapata pase a cobrar los gajes de antiguo (10500 reales) y que Manuel Pellicer de Velasco pase a cobrar los 10 reales que estipula la nueva planta de distribución de gajes. Se acuerda que se pasen los avisos correspondientes a Casimiro Ustáriz y a los contadores de la Academia.

Prosigue la explicación de las voces de la combinación Di, que está a cargo de Carlos de la Reguera.

Acta de 26 de junio de 1738

Diego Suárez de Figueroa excusa su asistencia a la junta.

La Academia resuelve que los dos académicos más antiguos acompañen al nuevo director, Andrés Fernández Pacheco, marqués de Villena, hasta la biblioteca donde se celebra la junta, y que el resto de miembros salgan a recibirle a la escalera y le acompañen hasta su silla. El nuevo director pronuncia una oración de agradecimiento por su elección. José Casani le responde como decano y le expresa la gratitud de la Academia.

José Casani ruega al director que nombre una comisión de cuatro académicos para que feliciten a su esposa por haber otorgado el rey al marqués el honor del Toisón de Oro y para que le den las gracias por la complacencia que ha demostrado en la elección del nuevo director y por su disposición para ofrecer su casa para la celebración de las juntas. El director nombra para ello a los cuatro académicos más antiguos, que cumplen inmediatamente con el encargo.

Juan López Pacheco y Moscoso agradece a la Academia mediante una oración su admisión como académico, que se guarda en la secretaría junto con la de su hermano, el nuevo director. El académico al que le corresponde la vacante por el fallecimiento de Mercurio Antonio López Pacheco propone que esta sea ocupada por dicho Juan López Pacheco, hijo del difunto. La Academia admite esta proposición. Se resuelve también que Juan López Pacheco ocupe el lugar inmediato al del decano.

El secretario da cuenta de que José Torrero y Agustín de Montiano han cumplido con el encargo de felicitar al duque de la Mirándola por su nombramiento para la mayordomía mayor del rey.

Se resuelve añadir una nueva plaza sin gajes a las veinticuatro existentes para que la Academia pueda conferirla en caso de pretensión de alguno de los señores de primera clase del reino.

Se acuerda que se trabajen en las juntas algunos discursos sagrados y profanos, para hacer menos molesta la lectura de las cédulas del Diccionario en aquellas juntas a las que asistan grandes cargos eclesiásticos o seculares, de conformidad con los Estatutos. Se pospone a la junta siguiente los nombramientos para dichos discursos.

Manuel de Villegas Piñateli, Carlos de la Reguera y Lope Hurtado de Mendoza presentan la planta que tenían encargada para el suplemento del Diccionario, reducida a seis puntos, en un escrito firmado por todos ellos. La Academia aprueba todos los puntos y el citado escrito se guarda en la secretaría.

El secretario presenta, en su condición de tesorero, la memoria de gastos desde el 19 de diciembre de 1837 hasta la fecha. Dicha memoria es remitida a los contadores para la elaboración de un informe que se presentará en la junta siguiente, a fin de resolver el abono de dichas partidas.

Acta de 3 de agosto de 1713

Se indican los motivos que han llevado al marqués de Villena a establecer una Academia en Madrid a semejanza de la de París; se establecen los fines de la Academia y se fija el objetivo de formar un amplio diccionario de la lengua castellana. Se fija la casa del marqués de Villena como lugar de reunión.

Se da cuenta de la lista de académicos fundadores (además del marqués de Villena, Bartolomé Alcázar, José Casani, Juan Interián de Ayala, Juan Ferreras, Andrés González de Barcia, Antonio Dongo y Gabriel Álvarez de Toledo) y de los tres académicos incorporados con posterioridad (Francisco Pizarro, José de Solís y Vincencio Squarzafigo).

Se eligen los oficios de director, el marqués de Villena, y secretario, Squarzafigo.

Se da cuenta de la lista de autores de prosa y verso entregada por el director, que se tendrá en cuenta en los trabajos del diccionario y se encarga a Andrés González de Barcia la elaboración de un plan de trabajo.

Acta de 3 de julio de 1725

La junta se celebra en el domicilio de Adrián Conink y la preside como decano Juan de Ferreras.

Se da la noticia del fallecimiento el 29 de junio del director, Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena. Se ponen en valor sus méritos en relación con la creación de la Academia y su supervivencia.

Se tiene noticia por distintos académicos que han acudido a darle el pésame, de la intención de Mercurio López Pacheco, nuevo marqués de Villena, de continuar la labor de su padre.

Se resuelve elegir por votación secreta a un nuevo director. Se nombra por unanimidad a Mercurio López Pacheco, pese a no estar presente en la junta el número de académicos suficiente según los estatutos para una votación de esta importancia. No obstante, dada la unanimidad en la votación, se considera válida.

José Casani propone hacer honras públicas en memoria y agradecimiento al director. Se decide que se costeen con aportaciones proporcionales de los académicos presentes. Fernando de Bustillos y Lorenzo de Cardona añaden que Juan Isidro Fajardo, ausente en la junta, está dispuesto a realizar también una contribución.

Se pide a Juan Interián de Ayala que haga la oración fúnebre para el director. En principio trata de excusarse por motivos personales pero finalmente es persuadido y acepta el encargo.

Se acuerda que las honras se celebren en Santa María [la Real de la Almudena], iglesia mayor de Madrid y parroquia del difunto, y que se pida al nuevo director que disponga las medidas oportunas para este fin.

Se nombra comisión formada por Manuel de Villegas, Lorenzo Folch de Cardona y el secretario Vincencio Squarzafigo para que se ocupen de la música, luto, cera y demás cuestiones relativas a la organización de las honras. Éstos aceptan.

Se resuelve que también se haga un elogio de las virtudes personales y políticas del director, se lea en una futura junta y se imprima junto a la oración de Juan Interián. Se encarga a José Casani, que acepta.

Juan de Ferreras nombra una comisión formada por Juan Interián de Ayala, José Casani, Adrián Conink y Manuel de Villegas para que en nombre de la Academia den el pésame a Mercurio López Pacheco, le informen de su elección como nuevo director y de todo lo que se ha resuelto respecto a las honras fúnebres.

Se propone proporcionar ayuda a los revisores para adelantar la impresión del diccionario, se nombra a Miguel de Perea como nuevo revisor con una asignación de 200 ducados de vellón.

Acta de 30 de septiembre de 1738

José Casani preside la junta por ausencia del director.

El secretario hace presente a la junta que el tratado de las honras que celebró la Academia por Juan Manuel Fernández Pacheco se había dedicado a su hijo, Mercurio Antonio López Pacheco, y que parecería conveniente hacer lo mismo con el tratado de las honras por este último y dedicarlo al actual director y marqués de Villena, Andrés Fernández Pacheco. Se acuerda que se ejecute de este modo.

Fray Jacinto de Mendoza propone que se encargue a un académico la recopilación y explicación de los refranes castellanos que deben incluirse en el Diccionario, según el acuerdo de la Academia. José Casani pregunta a los académicos presentes si alguno está dispuesto a hacerlo, con exoneración de algunos de los trabajos que tuviese a su cargo. Francisco Javier de la Huerta se ofrece para ello y Blas Antonio Nasarre asume la evacuación de las partidas que estaban a cargo de este académico.

Prosigue la lectura de la combinación Ab del Diccionario.

Acta de 7 de octubre de 1714

El secretario da lectura a la Real Cédula de 3 de octubre de 1714 enviada al director en la que se aprueba formalmente la Academia.

Se procede a elegir director (el marqués de Villena) y secretario (Vincencio Squarzafigo) y se trata sobre el orden de precedencia en los asientos de las juntas y sobre la antigüedad de los académicos. Se declaran válidos los acuerdos tomados por la junta antes de la aprobación formal de la Academia y se acuerda el procedimiento de lectura de los trabajos presentados por los académicos a las juntas. Los trabajos presentados y leídos hasta la fecha deberán quedar en la secretaría antes de terminar el año.

Resultados 1 a 10 de 714